Carreteras secundarias: Cómo combinar seguridad y diversión

Carreteras secundarias: Cómo combinar seguridad y diversión

20 agosto, 2021 Desactivado Por Autoservicio del Motorista

Muchos motoristas van a optar por hacer turismo local -no olvidemos que seguimos en pandemia- y es aquí donde las carreteras secundarias ganan protagonismo.

España cuenta con 149.579 kilómetros de carreteras convencionales, de un total de 166.284 kilómetros de vías interurbanas, según publica el Ministerio de Fomento. Son el hábitat natural de los motoristas, las buscan para irse de ruta, disfrutar de sus paisajes, de sus tramos sinuosos… pero, lamentablemente, en ellas pierden la vida el 76% de los motoristas que sufren un siniestro en vías interurbanas.

Por las características propias de las carreteras secundarias, el riesgo de fallecimiento y de la gravedad de las lesiones es el doble que en autovías o autopistas.

Los riesgos de las vías secundarias

  • Son vías conun único carril por sentido, es decir, no están desdobladas.
  • Si queremos adelantara otro vehículo no tenemos más remedio que invadir el sentido contrario, aumentando el riesgo de colisión frontal o fronto-lateral.
  • Las interseccionesy las incorporaciones están al mismo nivel.
  • Son las vías donde el mantenimiento es más deficiente.
  • Hay más tramos peligrosos y de montaña, donde los carriles son más estrechos y la visibilidad es muy reducida.

Cuidado con los adelantamientos

Sin duda la maniobra de adelantamiento es la más peligrosa cuando nos ponemos a los mandos porque nos obliga a invadir el carril contrario durante unos segundos con el consiguiente riesgo de colisión frontal o fronto-lateral.

Al hablar de adelantamientos, los motoristas juegan con ventaja con respecto a otros vehículos, como un coche o una furgoneta, porque las motos son capaces de realizar los adelantamiento más rápidos por su relación peso/potencia y porque ocupan menos espacio en anchura en el carril. Por estos motivos los adelantamientos son más seguros.

Un detallado informe sobre la siniestralidad de los motoristas presentado por la Fundación Mapfre y la Asociación Española de la Carretera (AEA) afirma que las colisiones fronto-laterales son los siniestros graves más frecuentes en vías interurbanas entre los motoristas, a los que le siguen salidas de vía y las colisiones frontales.

¿Cómo realizar un adelantamiento?

    • Asegúrate que está permitido.
    • Inicia la maniobra siempre que lo veas seguro.
    • Antes de iniciar la maniobra, indícalo al resto de conductores
    • No adelantes a varios vehículos a la vez ni detrás de otro que esté adelantando

Suciedad en el asfalto

La suciedad en el asfalto es el riesgo más temido por un motorista ya que le puede provocar una caída casi sin tiempo de reacción. La presencia de gravilla, aceite, restos de arena que tiran algunos camiones… es más frecuentes en las vías secundarias.

Si tienes que circular por carreteras secundarias debes conducir muy concentrado y mirando lejos para poder reaccionar a tiempo ante este tipo de suciedad que no siempre es fácil de detectar. Presta atención a las señales de tráfico porque las hay que te avisan de estos riesgos por presencia de tractores, zonas de obras… Si la carretera está sucia, la recomendación es conducir con la moto lo más vertical posible y de forma suave tanto al acelerar como al frenar.

Vías en peor estado de conservación

El último informe de la Asociación Española de la Carretera (AEA) de 2020 apunta a un déficit de conservación en las carreteras españolas de 7.463 millones de euros, una cifra que crece cada año y donde el asfalto se lleva la peor parte.

Grietas, firme con poca adherencia, deformaciones, baches…, son algunos de los defectos más frecuentes en las vías secundarias y serios enemigos de los motoristas. Las motos son uno de los medios de transporte más vulnerables, junto con las bicicletas, por su tamaño y por su reducida estabilidad.

La Dirección General de Tráfico ha visto cómo están aumentando los siniestros entre los motoristas en los últimos años e intenta poner remedio con más campañas de concienciación y más vigilancia en las carreteras secundarias pero también la administración debe actuar con urgencia en este tipo de vías para mejorar el estado de los firmes y barreras de contención o guardarraíles, elementos muy importantes en la seguridad de este colectivo.

La edad media de las motocicletas en España llega ya a los 16,4 años según datos de la DGT, algo que juega en contra cuando lo combinamos con este déficit en conservación de las infraestructuras y con vehículos cada vez más antiguos, y muchas veces no correctamente mantenidos.

Más fallecidos los fines de semana

El estudio sobre la siniestralidad de los motoristas de la Fundación Mapfre y la AEA afirma que, del total de motoristas fallecidos en vías interurbanas, un 83% circulaban por carretera secundaria durante el fin de semana y el 73% lo hacía por estas mismas vías entre diario.

De nuevo los datos están detrás estas campañas porque en 2019, la cifra de motoristas fallecidos en fin de semana aumentó un 20%, frente al incremento del 10% el resto de días. Además, los accidentes que suceden en fin de semana son más graves ya que por cada 100 ciclomotores y motocicletas implicados en accidente fallecen 5 personas, frente a las 3 que lo hacen de lunes a viernes.

Por tanto, si utilizas la moto como medio de ocio, diviértete, disfruta pero hazlo con conciencia, mucha prudencia y pensando en cómo hacerte el menor daño en caso de sufrir un siniestro.

Más tramos peligrosos

A lo largo de las carreteras secundarias encontramos tramos más o menos peligrosos, donde la incidencia de fallecidos y heridos en un período de cinco años ha sido elevada. Con el objetivo de advertir a los motoristas de estos tramos, la DGT presentó una señal vertical específica que se ha instalado en los 100 tramos más peligrosos para los motoristas en carreteras convencionales.

Son 100 tramos de unos dos kilómetros cada uno, repartidos por toda España donde la DGT tiene competencias (menos en Cataluña y País Vasco). El listado completo lo puedes consultar aquí. Si te encuentras con una de estas señales en tu ruta, ¡máxima alerta!

Los excesos de velocidad, lo más sancionado

La velocidad está detrás del 15% de los siniestros graves con motoristas y en el 28% de los fallecidos. Las distracciones al volante o a los mandos han pasado a ocupar el primer puesto de las causas más frecuentes de los siniestros, relegando a la velocidad inadecuada a la segunda posición, pero sigue siendo clave. De hecho, incumplir los límites de velocidad es la infracción más frecuente, con casi 2,5 millones de denuncias en 2020. El estudio de Mapfre y AEA dice que el exceso de velocidad estuvo presente en un 29,3% de los siniestros con motoristas fallecidos.

Actualmente el límite máximo genérico en carreteras secundarias está en 90 kilómetros por hora, aunque debes estar atento porque hay tramos, que por sus características, tienen un límite menor. Protégete cuando montes en moto respetando las normas y adecuando la velocidad a las condiciones de la vía, meteorológicas y de tu propio estado psicofísico.

Respeta la distancia de seguridad

La distancia de seguridad es fundamental en cualquier conducción, ya sea en ciudad, autovía, autopista o carretera secundaria. En ésta última es especialmente importante cuando circulamos por un tramo de baja visibilidad o con meteorología adversa, como lluvia, niebla o viento.

La normativa de tráfico establece como una obligación el mantener una distancia de seguridad adecuada para garantizar la seguridad. Y esa distancia tiene que ser aquella que evite una colisión en caso de emergencia. A mayor distancia de seguridad, mayor visibilidad y más espacio tendremos para reaccionar ante un imprevisto. Además, contribuye a reducir el riesgo de fatiga al volante y facilita la incorporación de un vehículo que nos esté adelantando.

Un truco para calcular la distancia de seguridad que debemos dejar es dividir la velocidad a la que circulamos entre dos. Así, si circulamos a 90 km/h tendremos que dejar 45 metros. Otro truco es tomar un punto de referencia (un árbol, una señal…) y contar 1.001, 1.002 y 1.003, que son entre tres y cuatro segundos. Si al terminar de contar no hemos llegado al punto de referencia, llevaremos una correcta distancia de seguridad.

La DGT considera una infracción grave el no respetar la distancia de seguridad obligatoria y lo sanciona con una multa de 200 euros y 4 puntos menos en el carnet de conducir.

Atento a ciclistas, peatones o animales

En las vías convencionales es fácil cruzarnos con otros tipos de usuarios, bien peatones circulando por el arcén o con ciclistas. No olvides esto y conduce con precaución, sobre todo cuando te acercas a una curva, a un cambio de rasante o hay baja visibilidad.

Si te cruzas con un ciclista, debes adelantarlo siempre dejando una distancia lateral de al menos 1,50 metros y reduciendo la velocidad para no desestabilizarle.

Y muy atentos a las señales que advierten de la presencia de animales en la calzada, pueden ser salvajes o domésticos. Ante esas señales, reduce la velocidad y máxima prudencia.

Ya conoces los riesgos de conducir por una carretera secundaria, el hábitat natural de los motoristas. Disfruta rodando con tu moto, pero siempre con cabeza.