ConsejosConsejos de conducción de Moto en Invierno(I)

En invierno la lluvia y el frío forman parte de nuestra rutina motera. En #ASMotorista usamos dos ruedas durante todo el año, hablamos con muchos de vosotros desde hace 30 años y queremos compartir con vosotros una serie de consejos para hacerte la vida más fácil que hemos escuchado en todo este tiempo. Esta primera parte la dedicamos a la lluvia. El líquido elemento es de las cosas que nos ponen a prueba cuando vamos...
22 octubre, 20192466 min

En invierno la lluvia y el frío forman parte de nuestra rutina motera. En #ASMotorista usamos dos ruedas durante todo el año, hablamos con muchos de vosotros desde hace 30 años y queremos compartir con vosotros una serie de consejos para hacerte la vida más fácil que hemos escuchado en todo este tiempo. Esta primera parte la dedicamos a la lluvia.

El líquido elemento es de las cosas que nos ponen a prueba cuando vamos en moto. En Autoservicio del Motorista tenemos todo lo necesario en nuestras tiendas aunque podemos hacer algo mas que vestirte para la ocasión.

Uno de los momentos más críticos es cuando empieza a llover. Las primeras gotas quitan la suciedad acumulada generando ese barrillo que justo mancha tu moto recién lavada y convierte el asfalto en una pista de patinaje. El agarre, en otras palabras, es crítico en este momento, tienes que ser suave, acelera con la moto recta y se precavid@ para evitar el deslizamiento. Seguro que has notado que unos minutos después tienes más agarre o que el existente es más previsible.

Cuando llueve todavía eres más invisible para el resto del tráfico por eso es conveniente que no se te pase utilizar los intermitentes y que utilices prendas reflectantes para destacar más entre las cortinas de agua de los otros vehículos. Las gotas de agua pueden dificultarte la visión pero hay tratamientos de la visera de tu casco que pueden hacer que estas se dispersen más en vez de acumularse

El buen estado de los frenos o las ruedas es clave para disfrutar de tu moto en cualquier ocasión y también para ganar seguridad en el líquido elemento. Te aconsejamos que no las cambies en un día de lluvia porque llevan un tratamiento para protegerlas y mantener su buen estado cuando están almacenadas. Es una especie de cera que no es muy amiga del agua y puede comprometer la estabilidad de tu moto con el firme mojado; si no te queda otra, extrema todavía más la precaución porque tardará mas en eliminarse que en seco.

Una cosa que tienes que evitar es pasar por los charcos porque pueden ocultar un agujero mucho mayor de lo que pueda parecer. Tampoco pises las líneas blancas(relacionarlo con los consejos de conducción en general), las rejillas, juntas de dilatación o alcantarillas porque mojadas agarran aun menos que en seco y las posibilidades de caerte crecen de manera exponencial.

Tampoco resulta mala idea que, con cuidado, saques el pie y compruebes el agarre del firme. Con la costumbre notarás si el grip es mayor o menor y te ayudará a tener más claro lo que te vas a encontrar. Por último y no menos importante: Siempre te vamos a recomendar una conducción responsable y que mimes tu trato con todos los mandos de la moto.

Artículos Relacionados