Minimotos plegables, un curioso vehículo

Minimotos plegables, un curioso vehículo

9 febrero, 2022 Desactivado Por Autoservicio del Motorista

Minimotos plegables, un curioso vehículo, para llevarlas a cualquier parte, que sirven para solucionar un problema de viajes diarios, como para convertirse en un vehículo de transporte chic, nacieron como un vehículo militar.

Existen desde la Segunda Guerra Mundial, aunque nunca han gozado de la popularidad que debieran, estas minimotos plegables son tremendamente prácticas, ya que caben en el maletero de un coche, en una autocaravana o en un velero.

Volugrafo Aermoto 125 (1942)

Volugrafo Aermoto 125

Fue el resultado de un proyecto que empezó en 1936. Los ingenieros del ejército empezaron a trabajar en un proyecto que debía contar con algunas claves bien definidas: debía ser ligera, de fácil manejo y compacta, para poder ser aerotransportada y lanzada en paracaídas. Quizás el elemento más particular de esta minimoto era su doble rueda por eje, algo que se creó pensando en incrementar la estabilidad a baja velocidad y su capacidad de tracción en terrenos complicados.

Contaba con un pequeño depósito de 9,5 litros de combustible bajo el asiento y en total su peso era de 51,4 kilos.

Excelsion Welbike (1942)

Excelsion Welbike

Creada por los británicos para fines militares en la Segunda Guerra Mundial, era una minimoto plegable que se lanzaba en paracaídas sobre el campo de batalla en unos contenedores cilíndricos. De ahí su forma baja y alargada, y de ruedas pequeñas. Se movían gracias a sus pequeños motores monocilíndricos de ciclo 2T y 98 c.c. y no tenía freno delantero.

Indian Papoose (1947)

Indian Papoose

El excedente militar británico de la Welbike fue Estados Unidos, donde en 1947 se la convirtió en una moto civil matriculable con faro y freno delantero bajo la marca Corgi. Curiosamente la empresa poseedora de esta marca también tenía los derechos de Indian en su momento, por lo que también lanzó esta minibike como la Indian Papoose. Se fabricaron unas 30.000 unidades.

scooter Corgi

El scooter Corgi, denominado por Dolphin por una raza de perro galés, fue accionado por un motor Excelsior Spryt de ciclomotor, muy similar a su pariente y estuvo en producción entre 1947 y 1954. Se diferenciaba básicamente en que este tenía una mayor solidez en su marco ya que el peso ya no era un problema, y en que tenía un depósito de combustible normal.

Benelli Buzzer Jr. (1966)

Benelli Buzzer Jr.

Esta minimoto plegable se movía con un motor de 50 c.c. de 2T refrigerado por aire, monomarcha sin embrague, tenía horquilla invertida, frenos de tambor y unas llantas de 5 pulgadas. El asiento, el manillar y las estriberas eran plegables y extensibles. También se fabricó con llantas de 10” y motor de 65 c.c.

Italjet Pack-A-Way (1979)

Italjet Pack-A-Way

Tiene llantas de 13”, frenos de tambor y se mueve con un motor Franco Morini de 2T de 49 c.c. refrigerado por aire, monomarcha sin embrague. Su diseño, obra de Leopoldo Tartarini, es tan distintivo que es uno de los tres vehículos a motor expuestos en el MoMA de Nueva York.

Honda Motocompo (1981)

Honda Motocompo

Una obra de ingeniería ya que cuando se pliega el manillar y el asiento, éstos desaparecen en el interior de su cuerpo rectangular, totalmente carenado. Se diseñó como complemento de sus automóviles City y Today, ya que se podía transportar en su maletero. Movido por un motor monocilíndrico de 49 c.c. de 2T monomarcha sin embrague, el Motocompo tenía llantas de 8” y frenos de tambor.

Di Blasi R70 (2012)

Di Blasi R70

Es muy plegable ya que tanto su chasis como manillar se desbloquean y se “encogen” en un segundo, un notable trabajo de ingeniería, dejando la moto en solamente 63 cm de longitud. Con pequeñas llantas de 5 pulgadas tiene frenos de tambor, suspensiones en ambos ejes, una velocidad punta de 40 km/h y una autonomía de 50 km. Su precio de 3.500 euros es realmente elevado.

Moveo (2013)

Moveo

Con un diseño muy particular, Moveo es otro scooter plegable eléctrico ideal para la ciudad, ya que se puede doblar por la mitad para ocupar poco espacio. Gracias a estar fabricada con un cuerpo de carbono, su peso es de tan solo 45 kg.

La autonomía de su batería (cuya vida es de 1000 ciclos) alcanza los 50 km y la carga completa se consigue en solo dos horas en cualquier enchufe convencional. Su velocidad máxima es de 45 km/h.

XOR XO₂ (2013)

XOR XO₂

La XOR XO₂ se puede transformar en un bloque de 59 kg, excluyendo su batería extraíble. Y es que su diseño de trolley es similar a una maleta que puede transportarse a cualquier lado para cargarla gracias a su pliegue y despliegue que finaliza en 30 segundos. Viene en dos versiones: la de 4 kW con 100 km de autonomía y una velocidad máxima de 45 km/h y la de 8 kW con 75 km de autonomía y una velocidad tope de 100 km/h.

Lehe K1 Premium (2016)

Lehe K1 Premium

Se trata de un patinete plegable y ligero con sólo 17,5 Kg, que hace que sea muy fácil de usar y guardar posteriormente. Presenta una asistencia variable en la conducción de hasta 25 Km/h gracias a un motor de 350W ubicado en su rueda trasera y que responde rápidamente a las necesidades de la empuñadura del gas en desplazamientos diarios y excursiones urbanas. Lleva un sistema de luz LED frontal y posterior, así como discos de frenos en ambas ruedas lo que garantiza una frenada potente en cualquier circunstancia. Su batería está integrada absolutamente al cuadro central, a la vez que es de fácil extracción y muy poco peso (menos de 3 Kg), pudiéndose cargar en cualquier enchufe doméstico de 220V y en menos de 3 horas alarga su autonomía hasta los más de 40 Km.

Ujet (2018)

Ujet

Ujet es un scooter plegable eléctrico que destaca por su espectacular diseño. A diferencia de otros vehículos de su categoría, está disponible en dos versiones: con autonomía de hasta 75 km o hasta 150 km.

Con un peso de 49 kg, se pliega fácilmente gracias a su bisagra central. Asimismo, como se puede transportar desde las ruedas no hay que cargarla en brazos. Otro plus importante es su faceta tecnológica.