De un polígono industrial a un circuito de Moto GP: las claves del proyecto de Morata de Tajuña

De un polígono industrial a un circuito de Moto GP: las claves del proyecto de Morata de Tajuña

18 mayo, 2021 Desactivado Por Autoservicio del Motorista

Unas canteras abandonadas, un pueblo de menos de 10.000 habitantes y un circuito preparado para albergar un GP de Fórmula 1 o MotoGP. Una idea que podría parecer descabellada, pero que se hará realidad en apenas unos años tras el anuncio del ayuntamiento de Morata de Tajuña, un municipio al sureste de la Comunidad de Madrid y que, hasta ahora, manejaba una popularidad limitada a sus palmeritas de chocolate.

El consistorio anunciaba la creación, gracias a la empresa privada Stream Motor Fire, la construcción en los próximos años de un circuito similar al del Jarama donde se podrían celebrar carreras del máximo nivel del mundo del motor. 4,5 kilómetros de trazado y una recta de 650 metros para ver todo tipo de adelantamientos. Seis curvas a la derecha, siete a la izquierda y 14 metros de anchura para el disfrute de coches y motos.

El ayuntamiento fijó algunos requisitos para ceder los terrenos: «Los terrenos los ponemos a subasta con el condicionante de que venga acompañado con un proyecto, que sea compatible con el uso del suelo y que se desarrolle en un tiempo, si no los terrenos vuelven al ayuntamiento. Evitamos que se especulara». Una vez que la empresa ganó la subasta, comenzó la labor conjunta. «Llevamos cuatro años trabajando en este aspecto, viendo los pros y los contras». Tanto con ellos como con el resto de proyectos, aunque el del motor era «el que más ilusionaba por la magnitud». «Tuvimos la suerte de que fueron ellos los que ganaron la subasta».

El alcalde, Ángel Sánchez, explica que se lo comunicaron a Gabinete de la Presidencia, Gabinete de Ignacio Aguado y a la Viceconsejería de Deportes. También a las federaciones de automovilismo y motociclismo, que en las diferentes reuniones han mostrado su ilusión por el proyecto. Ya se ha solicitado la licencia de construcción y la cuenta atrás ha comenzado.

Una de las claves es la cantidad de puestos de trabajo que podría generar. La idea es que el circuito de Morata de Tajuña sea complementario al del Jarama, uno de los referentes en la Comunidad de Madrid. Sin competencia, creen que hay suficiente mercado como para poder colaborar y sacar el máximo rendimiento a la pasión por el mundo del motor en la región. Los impulsores del circuito calcularon, según cuenta Sánchez, que podrían estar funcionando 280 días al año como mínimo siendo «muy cautelosos». El trabajo con empresas, escuderías o carreras más amateur ayudarán a su sostenimiento.

«A lo mejor de diario una instalación tendría un personal fijo de 40 personas, pero en fines de semana, y si hay competición y en función de las competiciones, necesitan muchísima gente. Si se llegan a producir campeonatos de primer nivel hablamos de miles de personas. Y una de las cosas importantes es que es una instalación que va a generar muchísimas sinergias, tanto en el sector servicios de la zona como también que va a ser un punto de atractivo para que haya empresas», reconoce el alcalde.

De hecho, según Ángel Sánchez, ya hay empresas interesadas en instalarse en la zona si hay un buen plan urbanístico. Estas, relacionadas «con el mundo del motor en el nivel tecnológico y de I+D«, darían todo un impulso tanto al pueblo como a los que le rodean.

Como reconoce Ángel Sánchez, «un gran premio no depende del circuito, dependerá mucho de la promoción que tenga». El factor económico es lo más complicado, pero no se pierden las ganas: «Con el tiempo vendrá, es la ilusión que tenemos todos. Madrid es muy atractivo para celebrar un GP, es la capital de España». Este jueves se prevé la aprobación de la construcción del proyecto, donde el PSOE tiene mayoría absoluta y el PP, en la oposición, mostraron su predisposición al proyecto en una reunión informativa, según el alcalde.