Motos eléctricas

Motos eléctricas

14 mayo, 2021 Desactivado Por Autoservicio del Motorista

Las motos eléctricas son una gran alternativa para movernos por la ciudad o para realizar actividades de ocio. Los motores eléctricos están empezando a sustituir a los de combustión, y cada vez es más común ver ciclomotores y scooters eléctricos en nuestras ciudades, tanto para servicios de mensajería como para realizar trayectos habituales y desplazamientos cortos. También se están extendiendo mucho en los servicios de alquiler de vehículos.

¿Tener tu propia moto?

Hoy gracias a Oxygen vamos a ver como funcionan y qué tipos podemos adquirir para llevarnos a casa:

Marcas

Estas son las marcas conocidas de motos eléctricas que puedes encontrar

¿Sabes qué es el motosharing?

Si no estás familiarizado con el concepto del motosharing, este servicio ofrece la posibilidad de alquilar una moto, en este caso eléctrica para desplazarte de un lugar a otro pagando sólo los minutos que la utilizas.

Encontrarás el casco dentro del baúl de la moto, que se abrirá cuando la actives.

Cada empresa de motosharing cuenta con una aplicación móvil que te permite localizar la moto más cercana. Con la aplicación podrás reservar y usar la moto para ir donde quieras.

eCooltra, Muving, Movo, GoTO, IoScoot, Acciona y COUP son empresas de Motosharing que están operando actualmente en Madrid con motos de categoría L3 o L1 (equivalentes a 125 ó 50 cc)

Dónde dejar la moto cuando llegas

Podrás aparcar la moto en cualquier sitio habilitado. Lo cierto es que no existen muchas limitaciones más allá de que el sitio sea legal para el estacionamiento de motos y que esté dentro de la zona de actuación de la empresa.

Es algo que verás muy claramente en el mapa cuando te bajes las aplicaciones, y suele cubrir toda el área metropolitana. En las tres aplicaciones de motosharing que hemos analizado, la zona es prácticamente la misma.

Recarga de la batería

Las aplicaciones te mostrarán el nivel de batería de las motos que haya a tu alrededor. Deberás tenerlo en cuenta especialmente si el trayecto que vas a hacer es un poco largo. En general, por lo que hemos podido ver, están siempre bastante cargadas en la mayoría de los casos.

No tienes que recargar la moto. De eso se encarga el personal al cargo del servicio: cuando la carga de una moto empieza a bajar, la recogen y la recargan ellos mismos. Así que puedes olvidarte de los puntos de carga.